Hora de la castración

Es tradición de todo vanitense que se precie de serlo.

 Llegó mi hora, la hora de castrarse… para después renacer.

Todas y todos, y no sólo en Vanita, afrontamos una separación esperándo que la experiencia pasé (en mi caso lo más rápidamente) y que nos vuelva mejores de los seres que éramos antes de ella.

Me fuí de Aihama, mi sueño desde niña, el sueño de muchos, quizá. Dolió mucho dejar mi sueño y duele aún ahora.

Seré más sabia y podré actuar mejor en una próxima ocasión, y, sé que la Esmava en la que esta experiencia me convertirá será más madura que la Esmava que soy y la que fuí.

Siendo éso, acepto mi inferioridad ante las cosas que pasan, mi incapacidad a controlar la forma en que los acontecimientos se dan y mi inmadurez….

 

…y por todo éso.. me castré….

 

cortándome el pelo!

  

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s