Blå katt

Esta mañana mientras iba camino al ferrocarril, me encontré un pequeño animal que se acurrucaba en la nieve sucia, un animal cuya apariencia no coincide con la de animales convencinales. Lo observé por un pequeño tiempo, y capturada por su rareza decidí traerlo a casa.

Una vez que uno aguza el oido, se entiende que el animal maulla, por lo que me permito colocarlo en la categoría Felis silvestris catus. O sea un gatito.

 

Pero el animal muestra alteraciones en la conducta que son perturbadoras, entre tantas la obvia admiración hacia el gato de Shrödinger. que hace patente al no querer salir de la caja en la que se ha enclaustrado desde que llegó.

Y como no tengo deseos de interponerme en sus ideales de estar vivo y muerto a la vez, he decidido dejarlo ahi, que sea y que ya no sea, es su libertad.

Siendo un gato tan especial, quiero tenerlo cerca y observar como es y ya no es al mismo tiempo, así que de decidido acondicionar su caja a mi mochila para que seamos compañeros.

Él en mi camino  y yo en los suyos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s